Siempre adelante :)

Continuamos y nunca nos hemos ido. Hemos pasado (y seguimos en ella) una época bastante dura, llena de estrés y retos debido a la situación creada por el Coronavirus, entre otras cosas porque conciliar la vida personal con la vida profesional ha sido y continúa siendo muy difícil.

Aunque no hemos subido noticias a las redes, hemos continuado haciendo nuestra labor. La primera y principal es cuidar de los niños, niñas y adolescentes que han puesto a nuestro cargo y que hemos continuado acogiendo a pesar de la situación del COVID y de la inseguridad que genera, por el tema de los posibles contagios, introducir a alguien nuevo en la familia, aunque sea de forma temporal. Y la segunda es apoyar a tod@ el que hemos podido y se ha puesto en contacto con nosotr@s, además de seguir difundiendo el mensaje de que hacen falta muchas más familias, porque las residencias continúan colapsadas de niñ@s y adolescentes cuando deberían de estar en un hogar. Ojalá fuera en el de su familia biológica pero, al no ser posible, al menos de momento, que mejor lugar que una familia de acogida donde se les va estimulando, arropando, educando y cuidando como si fuera hij@ nuestr@, lo cual nos llena de orgullo.

Cuando comenzamos en la aventura del acogimiento, lo primero que nos dicen es que esto no es una adopción, que aquí estamos para ayudar a que los niñ@s y adolescentes tutelados puedan estar en una hogar en vez de en una residencia, donde la atención y cuidados no tienen nada que ver con la convivencia en una familia, donde todos los miembros se desviven (no sólo los adultos, también los otr@s niñ@s y adolescentes que viven en esa casa) por el menor, simplemente por el deseo de AYUDAR. Y eso es justo lo que hemos hecho hasta ahora y continuaremos haciendo, orgullos@s de ello.

Gracias a tod@s por vuestro apoyo, aquí nos tenéis, como siempre, para cualquier cuestión que tenga que ver con el acogimiento.